La pata que cojea: ¿Cómo nacieron mis amistades?

2016-04-14 09.15.40

Con la edad he ido perdiendo capacidad de establecer nuevas amistades y sobre todo, profundizar en mis relaciones de amistad y mantenerlas todo lo vivas que me gustaría. Hacer amigos y tener “mejores amigos” era terriblemente sencillo y simple en la infancia, vital y factible sin demasiadas dificultades en la adolescencia y espontáneo en la etapa veinteañera. ¿Qué me falta ahora, en mi treintena, que parezco no ser capaz renovar amistades y/o avivar las que ya tengo? Intentaré buscar respuesta a la pregunta que titula esta entrada para ver si analizando mi experiencia saco algunas conclusiones que me sean útiles en el presente.

La condición sine qua non parece que fue el verse forzado a interaccionar. Todas mis amistades surgieron de situaciones similares: colegio, instituto, universidad, cursos… convivencia forzosa y, a menudo, actividades que requieren colaboración entre los participantes.

Otra de las condiciones podría ser la reunión e interacción social durante los descansos y el tiempo libre que queda en dicha situación (tiempo libre que uno no puede invertir en volver a casa). Todas mis amistades se han establecido mediante la libertad de lo que se comparte y se hace en estos espacios/ratos de ocio: el patio del cole/instituto, cafetería/césped de la universidad, hora de la comida en determinados cursos…

Por último, pero no menos importante, en todas ellas también hubo interés en mantener el contacto. Interés que se tradujo en acciones concretas que se planificaron y realizaron sin dejar que pasara mucho tiempo. Es decir, se deseaba seguir interaccionando pese a que ya no fuera forzoso u obligatorio y se mantuvo el contacto desde el momento 0 mediante la búsqueda activa o creación de nuevas situaciones en las que reunirse e interaccionar, sin dejar que dichas ocasiones de contacto tardaran mucho en volverse a producir. Quedar después del colegio/instituto, irse a dormir a casa de alguien, pasar unos días de convivencia en vacaciones, realizar actividades juntos, quedar para tomar un café o pasar la tarde en casa… todo ello alimentaba nuestra amistad y mantenía fresco el deseo de seguir reuniéndonos cada poco.

También es cierto que otras relaciones las forjé algo más “por casualidad” sin seguir este patrón. Nacieron gracias a:

– Ser los únicos semejantes en un espacio en el que estábamos relativamente aislados (niños de edad parecida en una urbanización).

– Búsqueda activa de personas afines (bloggers, a través de las redes).

Así, bajo mi experiencia: el contacto frecuente con muchas personas diferentes ayuda a ser más abierto, tolerante y extrovertido, pero no ayuda a entablar nuevos lazos de amistad. Para establecer relaciones de amistad más profundas habría que buscar situaciones de convivencia e interacción forzosa con otras personas que contaran con ratos muertos de descanso en los que poder presentarse y conversar para conocerse mejor y finalmente, una vez se hayan identificado posibles personas afines, se debería contactar cuanto antes con éstas y crear nuevas situaciones en las que interaccionar con ellas. Cuanta más interacción y más interés se muestre en mantener el contacto, por el medio que sea, más se profundizará en la relación.

Vamos nada nuevo bajo el sol.

En conclusión, que siendo “seta” y pasivo no se renuevan ni conservan las amistades. Hay que salir ahí afuera, apuntarse a algo y buscar lo que uno quisiera encontrar. Y una vez encontrado, procurar, activamente, hacerlo evolucionar y conservarlo invirtiendo esfuerzo y tiempo en ello.

¿Realmente puedo introducir estos cambios en mi vida sin perjudicar ni restarle tiempo y esfuerzo al cuidado del resto de patas de la mesa? Me gustaría encontrar el modo… ¿Algún consejo o idea?

Anuncios

Un comentario en “La pata que cojea: ¿Cómo nacieron mis amistades?

¡Cuéntanos algo! :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s