Cómo ha ido la semana: 11 al 17 Enero

Entrenamiento: Semana de carga 1 del plan paleotraining cumpliendo con todos los WODS complementarios (fullbody con función tirarse-levantarse, tren superior con calistenia y ejercicios funcionales, core con planchas y fullbody con kettlebell).

Alimentación: Ayuno parcial (16h) el lunes y el miércoles (llevando a cabo el WOD justo antes de romper el ayuno) y cenas hipercalóricas con hidratos (patatas) martes y domingo.

Timesburg 12 Ene

Timesburg: hamburguesa gourmet al plato (sin pan) con patatas caseras y Cocacola zero. Mis ojos mejor no verlos.

Salud: Sufriendo las consecuencias de mi bajón inmunitario de la semana pasada.


Lucho en dos frentes: por un lado conjuntivitis (bacteriana) y por otro catarro común (vírico). No es semana para ir a full ni mucho menos, así que la mayor parte de los WODs los realizo con menor intensidad personal de la que toca para darle cuartelillo al cuerpo y no afectar al proceso de curación exigiendo energía y recursos de más. Tampoco me he preocupado en madrugar y priorizo el descanso todo lo posible. Mi cuerpo, que es fisiológicamente muy agradecido, hace todo lo que puede y a mitad de semana empiezo a mejorar de ambas afecciones.


Mis ojos el lunes 11 Ene

Venga va que los enseño. Los llegué a tener bastante más rojos. En el curro me decían que iba a lo Crepúsculo y que si es que me estaba volviendo gótica XD

Anuncios

Cómo ha ido la semana: 4 al 10 Enero

Entrenamiento: Semana de recuperación del plan de entrenamiento paleo cumpliendo con todos los wods complementarios (uno centrado en la función tirarse-levantarse, otro dedicado a espalda, hombros y brazos, otro para el core y uno fullbody con kettlebells).

Alimentación: Ayunos parciales el lunes y el sábado.

Salud: Días malos y días buenos. Se me juntan muchos factores de estrés e infortunios varios que detallo a continuación.


El lunes tuve acidez estomacal por tomar el batido post-entreno en ayunas y echarme a dormir justo después (al estar de siesta no pude hacerle caso a la sed que suele darme durante la digestión de forma natural y hace que beba lo suficiente como para compensar el pH), pasé mala noche y el martes comí poco aunque metí carbos de los malos malotes por la noche (ay… turrón de almendra, menos mal que ya te has acabado :_3). Tuve dos días buenos: miércoles, ya repuesta del estómago y el jueves, también estupenda, pero el viernes me atacó el insomnio y dormí poco y mal. Como consecuencia el sábado me levanto como si me hubiera pasado un tren por encima con dolor articular, de cabeza, de garganta, de ojos… creo que me subió la fiebre por la mañana… tocó día de descanso total y cena abundante. El domingo me levanté con una conjuntivitis de caballo y el test paleo lo “aprobé” raspado.


Han sido días de mantener el esfuerzo físico con menos nutrientes de los necesarios (por problemas digestivos), con menos descanso y recuperación de la requerida (por dormir mal) que han hecho que mi sistema inmune se haya visto desbordado y no haya podido con el enemigo. Esta semana virus y bacterias han ganado la batalla y la semana que viene padeceré las consecuencias.